El que duerme con niños..

lunes, 29 de septiembre de 2008
Primero les cuento que tuve que trabajar sábado y domingo. Sí, suponen bien, estoy muy feliz y con un humor excelente, sobretodo si consideramos que el sábado por la noche me junté a jugar Rol con unos amigos y alcancé a dormir sólo 45 minutos antes de irme a trabajar...

A lo que nos convoca: ¿Se acuerdan del ejecutivo de perfume rico? Bueno... parece que me gusta. Sí, lo confieso! Es horrible!!! (no él, la situación). La primera señal de alerta fue hace como un mes cuando conversando con mi jefe me djo algo como "tu favorito", y ahí yo pensé "chuta, aunque sea el mejor ejecutivo de la plataforma no se puede notar diferencia con el resto", y de hecho lo cambié de mi lado y lo senté bien lejos. Después volví a cambiar puestos y lo devolví a su posición anterior. Yo me justificaba a mí misma diciéndome que es una persona con buena vibra, que es muy simpático y divertido, y como a veces se enoja con los clientes yo debía tenerlo cerca para escucharlo y calmarlo o llamarle la atención en esos casos. Y no eran más que dudas hasta que el otro día soñé con él (se van a quedar con las ganas porque no voy a contar el sueño, jajaja) pero ahí me dije "maldición!!! me gusta!!! no puede ser que haya soñado con él!". Más encima es DOBLE PECADO, porque es uno de mis ejecutivos y tiene apenas 19 años... HO-RRI-BLE!

Y si están pensando en eso de que el amor no tiene edad mejor absténganse, porque no estoy hablando de amor sino de atracción. Esta cuestión es "gustar" y nada más. No es mi culpa que él sea tan agradable, que sea chiflado pero simpático, que sea flaco y alto, que además tenga una voz hermosa y use un perfume exquisito. Quisiera creer que Disoito me lo mandó como prueba para ver si supero la tentación, o quizá simplemente tengo algún gen de profanadora de cunas, quién sabe... Pero para qué andamos con cosas: igual los cabros chicos tienen algo rico, jajaja

En fin, como dice otro de mis ejecutivos "Na' que hacer", pues creo que el primer paso para superar este problema es aceptarlo, y en pos de mi sanidad mental seguramente lo que haré será cambiarlo de puesto y dejar sentado al lado mío al ejecutivo de ojitos claros, que al menos tiene 27, jajajaja

2 opinólogos:

Ana Ortiz dijo...

Vital, ando medio perdida y encima nunca tuve mi participación en la novela q escribis.
No tengo perdón!

Mirá no sé cuando hace q trabajas en este lugar, pero x la experiencia q tengo en mi puesto de trabaj te digo q en una oficina todo se sabe. Si é t egusta y se lo has expresado a alguien o no, seguro el también se ha dado cuenta.
es así. Una vez me dijeron las paredes escuchan y cuentan... y lo comprobé.
Besitos.
Igual, el trabajo es más llevadero cuando alguien te gusta ahi dentro.

Daniel dijo...

Al menos no puedes decir que estás con menores de edad, para que no te digan que eres pedófila, jajaja
Saludos