Analizando los "buenos tiempos"

jueves, 1 de diciembre de 2016
Hace unos meses atrás (igual casi a principio de este año) pasé harto tiempo sintiendo que a pesar de la depre y el stress tenía mi vida super bajo control. De hecho me sentía plena y feliz. Recuerdo que Leíto me dijo que anotara lo que sentía en ese momento, porque iba a necesitarlo cuando las cosas no estuvieran tan lindis. Pero poco me duró la alegría, ya que los últimos meses han sido una montaña rusa de sensaciones: paso de la auforia al amor, luego a la desilución, frutración, tristeza, llanto, análisis profundo y vuelvo a darme fuerzas para empezar el ciclo otra vez.

Y es A-GO-TA-DOR. Me tiene chata este sube y baja, donde siento que no tengo control de mi vida y mis emociones principalmente. Hace poco me pegué una desbordá digna de quinceañera! O sea, hazte ver! Si tengo 36... y lloraba, y sufría (en serio me dolía el corazoncito, lo sentía hecho tiritas finas, desgarradas y sangrantes...). Ideas obsesivas que parecían atacarme y perseguirme durante todo el maldito día, sin darme tregua, ni siquiera en yoga! Era tanto mi deseo de evasión que me pegué una borrachera "de aquellas"  (para mi suerte mi amiga me dijo que fui digna y pasé piola, no se notaba mi real estado etílico) pero más allá de la imagen, la acción no era sana... aparte que cuando se pasa el efecto vuelven las ideas con sus cuchillos cortantes hiriéndome mientras trato de correr con mis ideas en brazos a lugares más seguros.

Aprendí que parte del problema fue "suponer" cierto comportamiento, como cual pendeja de 17, siendo que soy una mina adulta de 36 que tiene la capacidad suficiente para enfrentar las situaciones de una manera asertiva y sana.

Finalmente, tomé de nuevo las riendas... el sartén por el mango y fui yo quien decidió poner los puntos sobres las ies. No con el resultado que hubiese querido (buaaaaaa.....!!! snif... ya se vendrá el duelo) pero es igualmente sano haber sido yo quien reconoce que también se equivocó, y que si hay opción de enmendar las cosas estoy dispuesta a hacerlo. Aunque... parece que la esperanza está indiscutiblemente perdida. Lástima! :(

De alguna manera esperaba que la vida fuese más constante en esa sensación de bienestar (felicidad o control o como le quieran llamar) y que los bajones eran más esporádicos. Estoy llegando a la triste conclusión que el estado de bajón-esfuerzo-lucha contra la vida es lo más permamente, y justamente esos momentos de plenitud y de sonrisa de lado a lado es lo esporádico. Es como cocinar una cena rica: requiero de esfuerzo en planificación, selección de ingredientes y la posterior compra de éstos, luego la preparación/cocción... y finalmente la degustación de los comensales. O como en los vinos: debe plantarse la vid, crecer la cepa, cuidarla, cosecharla y dejarla añejar en barricas para que finalmente la botella llegue a la mesa donde no dura más de 1 hora. Esto es lo mismo en la vida: gran esfuerzo, harto trabajo y planificación para al final saborear algo rico, pero que será de corta duración.... y luego volvemos a plantar o cocinar esperando la degustación del nuevo plato o botella.

Síndrome Rapunzel

jueves, 24 de noviembre de 2016
Había una vez....

Una princesa encerrada en una torre. Ella sabía que podía bajar de allí sin ayuda, pero por algún motivo esperaba a un príncipe que llegara a rescatarla.

Algunos caballeros, unos en magníficos corceles y con brillantes armaduras, otros con más entusiasmo y menos pertrechos, intentaron subir a la torre. La princesa amablemente y con buena intención les daba indicaciones y los ayudaba para hacer su ascenso más fácil.

Una noche, como en un sueño, una voz le susurró "la princesa sabe que puede bajar por sí sola, pero siempre está ayudando a los caballeros a subir, cuando quien deseara subir debiera hacerlo por sus propios medios".

La princesa despertó... miró a su alrededor para ver quién le hablaba, pero la figura se desvaneció en medio de los débiles rayos de luna que se colaban por la ventana.

Se incorporó, respiró profundamente y caminó hacia la trampilla para salir de la torre.

Razones para quererme (o no)

jueves, 4 de agosto de 2016
De todas esas veces que sufro por amor y no me siento correspondida (sí, me pasa seguido... no sé cómo aún no me aburro) trato de entender por qué ese alguien no me quiere. Y se me vienen a la mente muchas razones por las cuales en realidad alguien podría quererme!! Tristemente esas razones en general las tienen claras mis amigos... y no mi pretendido :(

Por eso haré un listado con motivos por los cuales creo que debo ser querida, aunque igualmente dependiendo de la persona quizá justamente son razones para no hacerlo... Soy un toro-mono mañoso, es cierto... pero con tanto cariño para entregar!!!

1) Soy mimosa. Sí, quizá hasta melosa y pegote... pero es que no hay nada más rico que oír, ver o abrazar a esa personita especial que aparece en tus pensamientos apenas despiertas.

2) Soy inteligente. Me gusta estudiar, aprender, escuchar, razono y analizo personas y situaciones. Quizá no sea algo tan bueno después de todo....

3) Soy alegre. Obvio que tengo mis bajones, pero el 90% del tiempo ando contenta, con una sonrisa en la cara, tirando la talla o simplemente tratado de contagiar la felicidad que siento dentro de mí.

4) Bailo! Sí, adoro bailar... me relaja, me pone feliz... adoro moverme principalmente cuando escucho cuecas, sin embargo la salsa, un merengue, un tango, música latina o de los 80 y 90 también me mueven los pies :D

5) Tengo pilas duracell. No puedo estar quieta... en general necesito estar haciendo cosas, ocupando mi tiempo: leyendo, estudiando, tomando talleres, etc... También me tomo mis días de descanso, pero en general prefiero salir, pasear, caminar, conversar...

6) Soy educada y en general ubicadita. Trato de ser diplomática y no faltarle el respeto a nadie. Quizá el lado negativo es que me callo muchas cosas que a veces simplemente debería decir... y me cuesta. Pero estoy trabajando en ello.

7) Soy bruja. Sí, a mucha honra... no de esas brujas idiotas malas enojonas (bueno, a veces sí un poco enojona) sino de esas brujas hadas-madrinas (como me describió la Sofi) que buscan ayudar al resto y tratan de hacer "magia" para que el mundo sea más lindo para mí y para quienes me rodean.

8) Acelerada. O impaciente a veces. Creo que mi ritmo es rápido, en general no soy calmada y casi siempre quiero las cosas para ayer... Me cuesta tener el timming del resto y por costumbre quizá espero que las demás personas funcionen a mi ritmo. De aquí podría desprenderse que soy un poco inflexible a veces....

9) Cuando me decido y me enamoro, me entrego 100%. No sé hacerlo de a poquito, no logro -ni con el paso de los años- dosificar el cariño por alguien o mostrar menos de lo que siento. Y cuando lo hago, es decir, si me reprimo, sufro, porque siento que voy contra la naturaleza y contra mi forma de ser. Aún no logro entender por qué uno debe mostrar menos de lo que siente y dosificar los sentimientos, ¿si son genuinos, por qué?

10) Kamikaze. No sé definirlo de otra forma.... eso de entregarme al 100% es de suicida quizá, pero tengo la impresión que si uno no se arriesga por miedo a que no resulte o por no sufrir, quizá nunca se entere de lo que habría pasado si se hubiese lanzado a la piscina.... y quizá el resultado es maravilloso. Como dirían en economía, a mayor riesgo mayor rentabilidad :D

11) Necesito retro, feedback. Entrego amor, necesito señales de vuelta... como soy pasá de películas me imagino mis propias versiones de la realidad y un montón de posibles explicaciones (Disney y Conan Doyle tienen la culpa), es por ello que lo más sano es hablarme, escribirme, llamarme o dar señales de vida que yo pueda interpretar fácilmente. Sí, con peritas y manzanas... mejor que sobre antes que falte.

12) Me mata no sentirme importante o ser prioridad 512 en la vida de alguien cuando esa persona está al menos en mi top five. Me duele.... y ése es el problema, me duele en serio... sufro! Parecerá ñoño y básico, de pendeja también, pero soy como las plantitas: hay que regalarlas y cuidarlas... sino se secan.

13) Cuando el cariño muere, muere. Es cierto, suelo entusiasmarme rápido, pero como odio hacer loco hay una especie de orgullo herido cuando siento que no me están dando ni la hora. Y aunque llore y patalee y me la sufra toda, sé que en algún minuto va a pasar, y por eso decido dar un paso al costado y se acabó. La plantita se secó y ya no hay más qué hacer... sin vuelta atrás.

14) Soy independiente. Me gusta hacer mis cosas, en mis tiempos, a mi manera y a mi ritmo. Lo cual no implica que no avise o me coordine para hacer actividades en conjunto.

15) Como soy estructurada y organizada detesto que me cambien los planes a última hora. Si me dicen "nos juntamos el domingo" yo me programo para eso, y siento como una falta de respeto jugar con el poco tiempo ajeno (todos tenemos tiempos acotados).

16) No me gusta que me manden. Ahora, el que es vivito podrá hacerlo de una forma tan sutil que a lo mejor yo ni me de cuenta y pasará piola, pero si me quieren ordenar que haga algo... ufff... sale el toro arremetiendo contra cualquier paño, aunque no sea rojo.

17) Mi alma de mono es fiestera, alegre y dicharachera (como la cueca). Me cuesta escuchar música sin bailarla (o cantarla) y si no me costara tanto levantarme temprano seguramente saldría más en la semana.

18) Siguiendo con la parte de mono, soy desordenada en ciertos aspectos (ya sé que dije en el 15 que soy estructurada y organizada, pero eso es en agenda y trabajo principalmente). Mi ropa y zapatos suelen ser usados por duendes que la desordenan y no la dejan donde debería.... y con el dolor de mi alma me tengo que hacer el ánimo de ordenar y dejar cada cosa en su lugar. Ah, y los duendes también usan la loza...

19) No me gustan los conflictos. Creo que la mejor manera de ganar una discusión es no teniéndola, y es lo que trato de aplicar, pero me carga enfrentar conflictos. ¿Lo hago igual? Sí, obvio, no queda otra.

20) Soy mina y las hormonas me juegan en contra un par de días en el mes. A veces me pongo triste o irritable. El hombre que no cache que esto es algo que de verdad una no puede controlar significa que no conoce ni a su mamá...

21) Soy picota. Trato de controlarlo y de no imaginar la cabeza empalada de quien me acaba de agraviar, pero cuesta no tratar de pensar en alguna respuesta mordaz que lo deje en ridículo para que pague la afrenta... Cuesta, cuesta!

22) Soy ingenua, en cierta medida. Esto más que decirlo yo me lo han dicho varios amigos, que soy media inocentona ("inocentonta" también me dijeron) por confiar en las personas. Y es que supongo que como no me gusta ir por la vida actuando de mala fe me cuesta ver esa oscuridad en el resto de la gente.

23) Creo que no había mencionado que soy un poquito porfiada, pero sólo un poco!!! Como buen tauro. Pero la ventaja es que con razones y argumentos entiendo sin problemas. Ahora, lo difícil a veces es encontrar argumentos mejores que los míos y ahí es donde cuesta convencerme. Ah, y si está pensando que "porque sí" o "porque yo lo digo" son argumentos válidos para conocer mi reacción vuelva a leer el final del punto 16.

24) Me gusta hacer bien mi trabajo. Me gusta destacarme en lo que hago, y siempre trato de hacerlo mejor.

25) No me gusta ver tele. Hace años que dejé de ver TV nacional porque encuentro que en general son puras tragedias y noticias que no sirven de nada. Manejo de masas... Me da paja leer el diario en la mañana y por eso escucho a veces la Bío-Bío, creo que principalmente es para no andar taaaan perdida en el país que vivo, y para poder opinar y hablar de actualidad de ve en cuando.

26) Me gustan los juegos de rol. Sí, ñoña poh!! Con 36 años sigo disfrutando las partidas y tratando de actuar y pensar como el personaje que debo interpretar. Mientras la historia avanza es como si viera la película contada por el grupo.

27) Estoy enamorada del amor. Y sueño con entregar el corazón a alguien que lo cuide, lo quiera y lo valore, y estoy dispuesta a hacer lo mismo por ese ÉL que se atreva a dar el paso. Quiero mi final feliz, mi gran amor y de verdad que creo que es posible. Estoy segura que aquél que realmente se gane mi corazón y esté dispuesto a quererme tal como soy (después de estas 27 confesiones) no se arrepentirá, porque tendrá el corazón más devoto y el amor más lindo que pueda soñar.

Incontinencia verbal

martes, 12 de julio de 2016
Hace unas semanas cuando fui donde la Sofi me destrabó o sacó no sé bien qué de la garganta, y me explicó que eso me hacía quedarme callada. Pero me desaté! Ando diciendo todo y sin guardarme nada.... hasta un poquito desbordada diría yo :s

Escribir me ayuda... es como hablar pero más ordenado. No sé por qué las ideas me fluyen mejor con papel o teclado... así que acá vamos, "vomitando".

Creo que en el amor soy media kamikaze. Me da susto sufrir y equivocarme? Seeeeeeee.... obvio, pero creo que es peor no intentarlo. Y aquí ando... con el corazón tibiecito, tratando de frenarme un poco y quizá sin muy buenos resultados. Es que luego de tantos años reprimiéndome, encuentro tonto tener que seguir haciéndolo, si finalmente yo no soy así. Si quiero, QUIERO... me cuesta querer poquito o compuestita. Y me dan ganas de abrazar, y quedarme ahí como lapa, o de la mano, o besar y todas esas cosas maravillosas que muchas veces van decayendo con el paso del tiempo, entonces, por qué reprimirse y no aprovechar de mostrar lo que se siente? Qué más lindo que sentirse querido!!! :D

Me compré mi cuaderno y mi láiz para mi curso de flores de bach que iniciaré este viernes, al fin!! Me tiene entusiasmada :D

Además tomaré un curso pagado por mi empresa sobre planificación y control de proyectos. Maravilloso! Me encanta aprender, me encanta capacitarme...

Y ya tengo casi lista la sorpresa de cumpleaños del lindo invasor... es original, algo sólo para él y espero que le guste :)

Sobre el interés (o desinterés)

lunes, 27 de junio de 2016
Cuando alguien me gusta yo creo que se nota, y es fácil darse cuenta porque me interesa saber de él, compartir, escucharlo y por supuesto verlo! Podría pasar horas pegada al teléfono igual que quinceañera, y probablemente en la mañana dentro de mis primeros pensamientos se cruce su cara y sienta ganas de tenerle cerca. Soy mamona, melosa y romántica, asumida y a mucha honra! Y creo que eso es parte del interés que siento por alguien.

Pero... el desinterés me mata. Si  a mí me pican los dedos por llamar al "él", escuchar su voz o me derrito pensando en abrazarlo y tratando de ver cómo hacer para verlo en la semana... si del otro lado no veo algo similar me empiezo a marchitar. El entusiasmo comienza a disminuir, porque obviamente no quiero hacer el papel de acosadora ni loca de patio, ni menos andar incomodando a alguien sintiendo que lo persigo si la verdad no le intereso. Comienzo a preguntarme: "y no le arde la guatita por saber de mí?" o "Acaso es que le da lo mismo verme o no verme una semana?". Llega un minuto en que tratar de leer o entender las indirectas es agotador, porque más encima uno puede interpretar todo mal! Necesito de vuelta señales claras e inequívocas de interés, y a mi juicio esto tiene que ver con hechos y palabras, un saludo en el día, una llamada, una invitación a un café, etc... pero ambas cosas van de la mano. 

Me carga tener que andar con estrategias, haciéndome la interesante y dejando de llamar cuando realmente quiero hacerlo! ¿Por qué fingir que no siento cosas que sí me ocurren? ¿Por qué mostrar menos de lo que realmente hay en mi interior? Al final termina sucediendo que cuando "no quiero molestar" para no incomodar a alguien que nos e ve ta embalado como yo termino reprimiéndome y guardando las cosas, y se transforma en una especie de costumbre, hasta que al final ya me se me quitan las ganas de llamar, de salir, de saber del "él".

En fin, llegará el día que las señales serán bidireccionales.. y seamos dos con mariposas en la guata y con ganas de agendar un cafecito :)

Los puentes de Madison

martes, 21 de junio de 2016
Hace años que venía escuchando sobre esta película, pero acostumbro a no ver películas que de antemano sé que son tristes o que me harán llorar. Mi teoría es que es la vida tiene suficiente tristeza en sí misma como para querer meterse historias tristes adicionales… por eso creo que prefiero las comedias románticas.


ADVERTENCIA: Si usted no la ha visto y no quiere spoiler no siga leyendo, porque no puedo hacer el post sin comentar sobre la historia.

Pues bien, con una grata compañía vi la famosa película. Obvio que lloré (pero traté de ser digna y dejar que las lágrimas corrieran piola para no hacer tanto el loco).

La frase “esta clase de certeza solo se presenta una vez en la vida” me quedó dando vueltas. ¿Cómo saber cuándo se tiene esa certeza? ¿Pasa también en la vida, así como en los libros y películas? Quizá sucede como en Los puentes de Madison y sólo con el correr de las horas dos almas se encuentran, se aman y permanecen unidas la una a la otra por toda la vida. O puede ser que la historia comience mal como en Orgullo y Prejuicio o en Norte y Sur, pero con el correr del tiempo los protagonistas van compartiendo y conociéndose hasta darse cuenta que realmente se aman, y deciden jugarse por estar juntos. También podría funcionar como en Sensatez y Sentimiento, con una Marianne enamorada locamente del “hombre perfecto”, que rompe su corazón y luego encuentra el amor que siempre estuvo a su lado en la figura de un hombre mucho mayor que ella, pero que finalmente sabe cómo conquistarla.

¿Existe una fórmula? ¿Son todas posibles o simplemente son fantasías de cabecitas más locas que la mía? Quizá en la realidad no pasa… no existe… y qué triste sería! Yo quiero conocer esa certeza, quiero vivir ese amor incondicional, pleno y en felicidad, y a veces me siento un poco tonta por albergar la esperanza (a esta edad) de que realmente pueda vivirlo. Pero hoy es uno de esos días en que no puedo conformarme… o no quiero hacerlo.

Mono con navaja

sábado, 14 de mayo de 2016
Creo que soy peligrosa con plata. Peligrosa para mi propia economía por cierto, porque viéndolo desde el punto de vista país soy una ayuda para la reactivación de la economía (me gustaría poder consolarme con esto....)

Además, creo que es preocupante cuando vas saliendo de una tienda y al mirar al costado ves los zapatos y debes repetirte a ti misma en voz alta y sin dejar de caminar "no los necesito, no necesito más zapatos...". Es preocupante sobre todo si esto pasa luego de haber comprado 3 pares y llevar las bolsas en la mano mientras dejas la tienda. Y haber comprado otro nuevo par ayer. Obvio, son para el trabajo, no para mí, y además estaban en oferta, y son colores combinables y necesitaba zapatos cerraditos para invierno...

Me da lata cuando trato de engrupirme sola, porque ya sé que no me compro. Más lata me da esta sensación extraña de sentimientos nublados y sensaciones grises que aún no he logrado determinar a qué se deben. Ando como el clima....



Madres, hadas, brujas, rebeldía, bla bla bla....

domingo, 8 de mayo de 2016
Hoy ando especialmente dispersa. 

El día de la madre me apesta bastante (casi veo las caras de horror por haber dicho semejante atrocidad!). Acabo de cerrar facebook porque me deja chata ver tanto saludo y flores y mensajes de las madres. Quizá es envidia, porque de verdad esas cosas no me pasan, no las siento... es como si el mundo te obligara a decir y sentir cosas lindis sobre tu mamá, porque es la mejor, es la que te cuidó, te dio la vida, tu mejor amiga, la que te escucha, te contiene bla bla bla, ¿y qué pasa cuando uno no vivió esa realidad? Con esto no quiero decir que mi mamá fue una bruja mala perversa, pero simplemente no es la imagen de mamá que "te vende" en el mundo. Fue una especie de hermana mayor... y eso, mi abuela fue la imagen más de mamá en la casa, sin embargo tampoco fue una figura de dulzura y amor, era super autoritaria! BRIGIDA. Era una leona. Pero tampoco la veo como mamá... ¿entonces a quién saludo hoy? ¿Qué hago con todo esas cosas que debería sentir -según la mayoría del mundo- y que no siento? Además si publico esto en face me hacen pebre... es la ventaja de que casi nadie lea esto XD

Para terminar con el tema de las madres sólo quiero aclarar que lo encuentro lindo y de verdad me alegro por el milagro de dar la vida que han vivido muchas de mis amigas, les deseo un precioso día porque creo que ser mamá no es pega fácil. No sé ni siquiera si lo voy a experimentar de primera mano (hay días en que creo que sí, otros en que me resigno a que lo veré desde la lejanía) pero no negaré que me gustaría ser mamá. Mi racionalidad me impide lanzarme a la experiencia sólo porque se me antoja, como capricho, sino más bien si no veo que estén las condiciones no creo recomendable hacerlo. Sorry por el ejemplo, pero me encantaría tener un gatito!! En serio que sí, pero mi depa es chico, no tiene acceso a patio y me daría pena tener un gatito encerrado sólo porque yo quiero. La idea no es darle una vida miserable o incompleta, sino darle un ambiente donde se desarrolle adecuadamente y sea feliz él. Aplica lo mismo para mi idea de hijos.

Me puse mis anteojos, de fondo suena Phil Collins y mi humidificador mantiene mi habitación con un aroma exquisito de mandarina.

Ayer mi hermanita conoció a la Sofi. Se amaron! Y qué lindo es eso... ella también es bruja, y la Sofi me clasificó como hada madrina: colores rosaditos y como toda lindi para que el mundo me acepte mejor con mi condición de bruja. Yo la asumo a mucha honra! Pues viene de la sabiduría... y qué lindo es que uno pueda tener eso creciendo en su interior. 

Mi hermanita está haciendo su tesis investigando mitos y brujos de la 5ta región, y eligió el tema para entender y enfrentar su miedo a la muerte. ES SECA. VALIENTE! La admiro... agradezco a a vida que la haya puesto cerca mío una vez más (estoy segura que antes ya compartimos otras vidas). A veces creo que no soy tan valiente sino solamente rebelde -como hoy- pues a pesar de estar enferma me levanto y hago todo yo. ¿Por qué? Para demostrarme que no dependo de nadie, que no necesito a nadie y que me la puedo sola. Y en el fondo... bien en en el fondo quiero acurrucarme y que me abracen para dormir un rato. Pero soy (¿o me gusta parecer?) demasiado fuerte e independiente para decirlo, para pedir ese apoyo... 

Suficiente... me voy a dibujar.

Feliz día mamás :)



Escuchando al cuerpo

viernes, 6 de mayo de 2016
Como había mencionado, la depresión no se trata de andar "tristecito" sino que tiene varias implicancias a nivel físico: nuestro cuerpo no funciona a su 100% ya que se siente desgastado y ha tenido que usar sus neurotransmisores en cosas más urgentes y vitales, por ello se descuidan algunos otros procesos en nuestro organismo. Las necesidades son múltiples y los neurotransmisores -cuando hay depresión- son escasos.

Mentalmente he tenido mucha energía: he estado llena de ideas y de ganas de hacer cosas, de compartir, de conversar, bailar, pasear, hacer ejercicio, etc. Sin embargo creo que le he exigido demasiado al cuerpo, y hoy al poner atención escuché clarito "córtala poh!!!! NECESITO DESCANSO!". Casi puedo ver la carita de mis células bien enojaditas (tipo emojis) y hasta con los bracitos cruzados. Así que hicieron su huelga: la garganta, oídos y conductos nasales comenzaron a funcionar malito, y comencé a sentir las molestias. Es sabio escuchar y hacerle caso al cuerpo...

Estoy tratando de entender qué debo cambiar/solucionar para mejorarme. Lo primero es descansar, pues el insomnio me desgasta mucho y he dormido muy poco los últimos días, así que la primera medida fue quedarme en cama toda la tarde, y lo más difícil: en la noche. Es viernes, hay cuecas y yo no estaré ahí :'(

Confieso que estos son los momentos en que me encantaría que me cuidaran: Me que me prepararan una infusión de flores pectorales con miel y limón y me la trajeran a la camita mientras yo descanso y que luego me hacieran cariño. Supongo que es mi parte ligada a las antiguas costumbres de dependencia, y en realidad soy capaz de prepararme todo y servirme yo misma. Pero qué rico sería tener ese detallito extra!

Sobre dejar los dolores y las lucecitas

miércoles, 4 de mayo de 2016
Durante muchos años me preguntaba por qué me quedaba "pegada" con mis ex (suena como si tuviese una colección, jajaja) pero vamos a usar esa denominación para todos esos amores, correspondidos o no y también para aquellos medios-amores. A veces pensaba por qué X no me había valorado, por qué no estaba conmigo, por qué las cosas fueron como fueron y me preguntaba "y si....?" imaginando otros finales para cada historia. Me pasaba hasta hace poco, y fue tan pero TAN maravilloso darme cuenta que ya no me pasa!!! Y me puse a tratar de entender por qué.

Esto del amor incondicional es una forma de vida sencillamente preciosa. No abarca solamente la parte de pareja sino el amor en toda su dimensión, y al permitirme amar sin condiciones me liberé de todos los rencores y dolores del pasado. Eso era lo que me mantenía atada y no me dejaba avanzar. El miedo a estar sola, el dolor de "haber perdido" o haber fracasado. Y esos sentimientos ya no están más. Se fueron, los saqué y los desterré for ever, pues no tienen permiso para entrar ya en mi vida. Perdoné a quien me hizo daño y me perdoné a mí misma por hacerlo a quienes estuvieron cerca de mí, y así, sin darme cuenta un día desperté y ese "peso" del pasado no existía. Imagino que debe ser como alguien que ha debido usar muletas para caminar durante años y de pronto se sana y puede caminar solo y echar a correr con completa libertad. QUÉ SENSACIÓN MÁS MAGNIFICA!!!

Y con ese mismo corazón llenito de amor me permito escribir algo que me hizo llorar de alegría. Tuve la oportunidad de ayudar a una persona a quien quiero mucho en un minuto difícil de su vida y eso ya era suficiente para mí, sin embargo cuando me dice que así como Leíto es una lucecita en mi camino yo era una lucecita en la suya simplemente me llegó al alma y me hizo cosquillas en los ojos, y aparecieron unas gotitas locas que se escaparon de los lagrimales y se fueron bailando lentamente hasta perderse en mi cuello. ¿Cómo podría no haberle tendido la mano, si la vida ha sido tan buena conmigo en estos meses? Es más, la ayudé tal como años atrás alguien también me ofreció su mano en un momento duro. No he hecho nada tan extraordinario... simplemente estuve ahí para ella, y me alegra.

Por último, no quiero dejar pasar la linda experiencia de no esperar nada. Así tal cual... sin esperar nada cuando recibes ese detalle extra (bien sea una caricia, una palabra o hasta una mirada extra) el mundo se vuelve más hermoso, tan hermoso que sólo mirar el cielo y respirar profundo -sí, incluso en una ciudad llena de smog- te carga de energía y te hace feliz.

Maravillosos y felices 36 :)

miércoles, 27 de abril de 2016
Haré mi mejor esfuerzo para tratar de explicar lo feliz que me siento. Tengo el corazón llenito de amor, pero de una forma tan bella que ni siquiera pienso que va a explotar, sino que se estira y se desliza como una planta de luz que toca con sus ramitas a todo quienes me rodean. Porque el amor es así, no se entrega sólo al que te quiere, sino que a todos aunque esas personas no lo sepan o incluso no lo valoren.

Es primera vez en mi vida que vivo tan conscientemente el feliz cumpleaños. Lo definí como un día perfecto ¿y por qué? porque estoy rodeada de amor!! Y darse cuenta de eso es maravilloso. La vida me ha regalado tantas cosas bellas estos últimos meses y no puedo dejar de agradecer a quien me acogió y decidió tomarme de la mano para ayudarme a salir de mi depresión y mostrarme una forma de vivir la vida nueva y maravillosa: mi amigo, mi hermano y mi padre espiritual Leito. La vida se encargó de ponerlo en mi camino y él, como un farolito, me fue iluminando siempre en la medida que yo quise avanzar y crecer. Derribó paradigmas, me ayudó a entender mi lugar en esta selva llamada mundo, me inició en el camino de amor incondicional (aunque confieso que la primera vez que me habló del concepto encontré que era una locura e imposible de que existiera jajaja) y por sus intervención llegué a mi sanadora Sofi. Gracias por haber creído en mí, por apoyarme en esos momentos difíciles, por tu tiempo, tus palabras, tus "cuentos", los tecitos y las caminatas. Mi vida en este momento no sería lo mismo sin habernos reencontrado :)

Este creo que es el post con más cosas maravillosas que tengo por contar! Comencé este 2016 con stress, luego me diagnosticaron depresión, gracias a Leito me di cuenta de haber tocado fondo y con su apoyo decidí salvarme y salir adelante. Comencé un camino de aprendizaje y de reencuentro conmigo misma, con esa parte espiritual que siempre acallé y doblegué en pos de la racionalidad. Ahora entendí que no son enemigas... sino que la razón y la magia deben convivir en armonía en cada uno de nosotros. La vida puso una persona en mi camino para probar que estoy dispuesta a cambiar y acepté la prueba. Comencé mi sanación con la preciosa Sofi, dejé atrás mis dolores y rencores y el mundo simplemente brilla y florece para mí.

Viajé al sur con mi hermanita del alma y comencé a relajarme y conectarme con la naturaleza. Luego me "hice pebre" bailando cueca en mis semanas de vacaciones, Me despidieron la semana pasada de un trabajo que ya no soportaba, soy la cesante más feliz!!! Sólo extrañaré a todos mis pollitos y la gente linda que alcancé a conocer. Postulé a un cargo que me encantó desde que leí el aviso y hoy me confirmaron que fui la elegida.

Despedí mi año viejo en Valparaíso, donde un amigo me paseó mostrándome lugares hermosos de mi puerto querido. Finalicé el día con la compañía de mi hermanita y comencé mi nuevo año brindando y cenando en el lugar que yo elegí junto a ella. Me regalé una sesión de trabajo con Sofi, me dio de alta y me regaló un frasquito de "rosa de la montaña". Cuando salí moría de hambre y por esas casualidades encontré un localcito de comida vegana! Y rematé el día con mis sobrinos, mi hermana Karlita, Rodo y mis papás.

Recibí tantos saludos hoy!! Llamados, mensajes y hasta una cueca me escribieron!!

Finalmente me di cuenta que no necesito a una persona a mi lado para ser feliz. Soy feliz conmigo misma y puedo disfrutar de las cosas bellas que me regala la vida yo solita, y el día que alguien decida compartir ese camino conmigo será un extra de felicidad, pero no dependo ya de nadie más. Y eso me encanta.


Por fin pude hacer que la vida floreciera para mí :)




Atorá

lunes, 25 de abril de 2016
Necesito escribir. Siempre me gustó, desde pequeña escribía diarios de vida, poemas, cuentos o incluso cartas; lo importante era vaciar mis ideas y dejarlas fluir ordenadas sobre el papel. Ahora, dejar que los dedos bailen sobre el teclado mientras mi cabeza va dictando las palabras.

Soy una convencida de que las personas llegan a nuestra vida con algún propósito. Un empujoncito, alguna verdad dolorosa, un abrazo reconfortante o simplemente esa palabra que necesitabas escuchar de un tercero para que finalmente te hiciera "click" en la cabecita. Así fue como anoche, luego de una charla algo en mí se despertó y dije "voy a volver a escribir en el blog". Si alguien lo lee bien, sino, bien también! Total, la terapia es para mí :)

Ayer hablé sobre el amor incondicional. Querer por el gusto de querer sin esperar a cambio. Sin embargo esta nueva forma de pensar o ver la vida presenta desafíos cuando uno se enfrenta a la disyuntiva de optar por uno primero. Uno trata de ser incondicional con otra persona pero ¿hasta qué punto? ¿Es sano dejar de lado mis intereses o deseos por ello? Y la respuesta es No. No! La base del amor incondicional es que yo puedo ser feliz conmigo, sin necesitar a alguien más para serlo. Todo lo "extra" es una dosis adicional de felicidad en nuestra vida, pero no dependemos de ello para ser felices. Desde pequeños nos inculcan el amor al prójimo, que no debemos ser egoístas y pensar en los demás primero, pero ¿por qué? Si la persona más importante que tenemos somos nosotros mismos!. Somos los primeros responsables de velar por nuestra felicidad, y si eso implica actos que el resto vea como egoístas ¿¡qué importa lo que opine el mundo?! Cuando de corazón uno decide optar por su felicidad los caminos se abren, y al hacerlo con amor esto no tiene por qué interponerse con el amor incondicional a otra persona. Todo calza perfectamente... en beneficio de ambos. 

Se puede. La vida nos regala todo lo necesario, podemos vivir y querer sin condiciones y sólo depende de nosotros, de abrir el corazón y dejar que nuestros paradigmas se derriben, que nuestras barreras y corazas se destruyan, y que no estemos preocupados por "lo que debe ser" según la sociedad, dejar de manipular y controlar a las personas... Es tan fácil y tan difícil!!! Se trata de querer... sólo de querer :)

Me doy permiso para ser feliz

Cuesta decirlo: "Me doy permiso para ser feliz". A ver, repita conmigo una vez más. Escúchese. ¿Se lo cree? ¿Qué siente?. Nuestra sociedad se caracteriza por premiar las penurias, interesarse en las tragedias y condoler al que sufre. Pero ¿vende ser feliz? Es más, muchos mejor ni hablan sobre ello porque el resto opina, envidia y hasta contamina lo bueno con sus energías.

Pues bien, he pasado unos meses muy extraños en mi vida. Desde el inicio de mi año chino, el Mono (comenzó el 10 de Febero) me han sucedido una cantidad de cosas realmente "raras".

Me reencontré con un viejo y querido amigo. Comencé a descubrir mi lado de bruja (de esas que tienen conocimientos sobre las vidas de las personas, que tienen intuición, que conocen de plantas, etc). Me hablaron del amor incondicional y aunque en un inicio me dije "esto es una locura... imposible! no puede funcionar así!" cada vez me siento más convencida de que es la forma correcta de querer. He conocido una maestra, he cambiado mi forma de alimentación, escucho lo que dice mi cuerpo y he tenido la suerte de conocer a otros brujos como yo.


Y me di permiso para ser feliz. Sin pareja, sola, a cargo de mi propia vida. Me autoricé a no necesitar a nadie que venga a completar mi vida para poder alcanzar la felicidad, sino que encontrarla en mí misma y compartirla con alguien que esté interesado en compartir lo mismo conmigo. Sin egoísmos, sin caretas, sin manipulaciones, sin "trampas" ni estrategias, sin esperar cosas a cambio... simplemente querer a otro por el placer de quererlo. ¿Cuidarlo porque está enfermo? Buenísimo si de esa forma le quiero demostrar mi cariño, pero no esperando que cuando yo esté enferma él DEBA hacer lo mismo. Si quiere hacerlo, si le nace ¡qué lindo!, pero no implica una condición para mi cariño.

Y estoy más feliz. La vida conjugó a mi favor para dejar un trabajo que me hacía mal donde parte del ambiente y las situaciones eran tóxicas y oscuras, donde se me iba día a día la energía y no tenía ya ganas de hacer cosas para mí.

Siento que puedo hacer la vida florezca para mí... sigo trabajando en el problema del control (han sido tantos años de querer controlarlo todo!) y hoy fue uno de esos días donde necesitaba tomar una agenda y organizar cada día de la semana hora por hora. Pero sabía que era una conducta neurótica que finalmente no me reportaría grandes ganancias, por tanto me resistí a planificar... y veremos qué va sucediendo en la semana.

Suficiente. Voy a reponer neurotransmisores para poder funcionar mañana. :)


Jotes y galanes

martes, 22 de abril de 2014
Amiguitos del sexo opuesto, quisiera desde mi humilde rincón aclarar un punto súper importante: Ser coqueto no es lo mismo que ser jote.

Sí, yo sé que todos dirán "ahhhhh es obvioooo!!" pero aunque no lo crean, la mayoría de vuestro género no distingue el límite entre una y otra cosa.

Advertencia:
Considere que todo lo que leerá a continuación es desde la perspectiva de una mina de más de 30, que sabe lo que quiere y que no anda en afán de webeo (en buen chileno).

Creo que la gran diferencia se da principalmente cuando uno no está interesado en "el lolito". Un gallo coqueto aunque no te guste no te molesta ni te cae mal, incluso resulta agradable aunque no sea tu tipo. Sin embargo un jote ¡apesta! Qué cosa más latosa que un mino que se trata de hacer el galán y no entiende que en vez de seducir está generando un rechazo del porte de un buque, y que si uno no lo deja tirado en mitad de una salida es simplemente porque es ubicada y educada (o mensa).

Un coqueto puede tirar una (1) talla picarona y va a sonar graciosa y buena onda. El jote se desubica con las bromas como si una no hubiese entendido a la primera y sigue con la tontera. Y una piensa "Imbécil, entendí perfecto tu talla pero si me hago la loca es porque no me interesa que creas que me agradas". ¿Cómo los jotes no cachan el punto en que una mina sonríe por compromiso y no porque el comentario le hace gracia?

No puedo hablar por toda las mujeres, pero pienso que a la gente como yo no le gusta que la joteen, le gusta que la conquisten. Usted debe entender que una se crió con Disney, que de más grande probablemente leyó a Jane Austen y suspira con alguno de sus héroes, y que aunque sabe que el príncipe azul y el hombre perfecto no existen, siempre tiene la esperanza de encontrar a uno más o menos digno: que la trate bien, que le hable bonito, que la haga reír y que sepa controlar la lengua y las manos.

Afortunada

miércoles, 5 de febrero de 2014
Y es así como a vida nos sorprende. Luego de tanto llorar y maldecir a dios o sus equivalentes me resigné. Fue así como una semana cualquiera apestada de tanto trabajo y estrés en mi pega decidí irme sola a Valparaíso para poder olvidarme de todo y relajarme.

Llegué al terminal y no quedaban pasajes. Primera señal. Me ofrecieron un bus pirata y como la verdad estaba ta ofuscada no lo dudé y me subí al bus. Quedó en pana... Segunda señal. Llegué dos horas después de lo presupuestado al puerto, y aún así dije "Me voy al Rincón de las Guitarras: si está abierto entro, sino me voy directo a la casa de mi hermana". Con mochila al hombro me fui al Rincón, no habían mesas en el salón principal.. y después de mucho rato se desocupó una junto al escenario. Ahí me senté, sola, únicamente acompañada por mi mochila y el vaso de terremoto.

Y ahí estaba: cantando sobre el escenario junto a su amigo. Pasó demasiado tiempo hasta que me sacara a bailar, pero desde esa primera cueca no paramos más. 

Creo que si mi jefa (o la jefa de mi jefa) no fuera tan pero tan jodida nunca habría viajado sola ese día, así que le estoy inmensamente agradecida, porque tuve una de mis mejores experiencias en el Rincón :)