Amelie

domingo, 29 de noviembre de 2009
"Mire, mi pequeña Amélie, usted no tiene los huesos de cristal. Puede soportar los golpes de la vida. Si deja pasar esta oportunidad con el tiempo será su corazón el que se vuelva tan seco y quebradizo como mi esqueleto. Así que, ¡decídase!, por todos los diablos"

Pasaron años en que rehuí de esta película. Coincidencia? Defensa de mi inconsciente? Quién sabe, pero hace un tiempo atrás tuve que verla con mi hermana chica pues debía hacer una tarea para el colegio. Lo que más me gustó fue la frase de arriba, pues encierra algo que a mí me ha costado mucho superar, y es el miedo al "no", el temor al fracaso y, en el fondo, tiene relación con el terror a sufrir. Cuesta superarlo? Claro que sí! Y aunque quizá nunca se supera del todo lo importante no es dejar de sentir temor, sino que a pesar de ello actuar y no permitir que éste te inmovilice. Si dejas que el miedo te paralice serás un esclavo no de tus sueños, sino de tus pesadillas, consolándote o sufriendo con imágenes ficticias de lo que pudo haber sido y no fue.

Cuesta, sobretodo cuando esto se relaciona con nuestro lado sentimental, pues es un ámbito en el que nadie ha podido capacitarnos ni enseñarnos nada, sino que todo lo hemos aprendido cada cual según sus propias vivencias, y eso hace que seamos mucho más vulnerables y frágiles en este campo. Sin embargo es fundamental atreverse, y hacer las cosas de forma correcta. Cuesta mucho darse cuenta porque el temor al rechazo y el enamoramiento no nos dejan razonar con claridad, pero a veces es tan sencillo como dejarse llevar por la premisa de "ser agradable". Así de simple. ¿Por qué alguien debería maltratarnos por eso? A lo sumo podremos darnos cuenta de que simplemente la persona no tiene interés en uno, pero después de llorar y andar triste unos días (o varios) nos damos cuenta que podemos seguir viviendo. Dios es sabio y nos dio una buena cuota de fortaleza ;)

Si alguien te resulta especial y te gusta en serio acá van un par de datos prácticos que casi nadie nos dice y que con el enamoramiento a veces tampoco se nos ocurren (si buscas poncear mejor no leas nada, y cambia la página):
- Internet es una herramienta de apoyo, no el canal oficial de comunicación. No lo olvides.
- En vez de enviar un msj de texto al celu llámale. Siempre es más rico escuchar a esa persona, pues la voz transmite más.
- Si hay algo mejor que escuchar su voz al teléfono es verle directamente. Invítale, hagan planes... júntense!
- Si se reúnen procura que sea un fin de semana. Las salidas en días laborales y happy hours son más de colegas, o bien con "la otra(o)". Si está dispuesto a verte un finde es buena señal :)
- Si te agrada, dícelo! Un "me agrada estar contigo" no le ofenderá.
- Si en algo no estás de acuerdo o tienes una opinión distinta manifiéstalo, nadie dice que deban ser iguales y coincidir en todo.
- Tócale. Sí, tal cual... Tocarle la mano, darle un abrazo o acariciarle el cabello son detalles agradables (siempre en un marco de respeto, no habrás de darle agarrones!).
- Si te sonrojas al verle, qué importa? No disimules! Es mejor que sepa que tienes interés y no crea que eres indiferente.

Eso por ahora. Sólo quiero agregar:
qué lindo es el amor!

3 opinólogos:

Bruja_In_Love dijo...

sep... definitivamente.

Daniel. Te invito a visitar http://eldeportero.wordpress.com dijo...

Bueno, por ahora Cupido no ha pasado por mi lado, pero seguiré los consejos cuando se decida a flecharme.
Saludos

William Hernández F. dijo...

Y no se asustan, ¿verdad? ¡Júramelo! :/